SOY UN ENTUSIASTA DEL INDEXADO


Lo reconozco, soy un entusiasta del precio indexado.

Y lo que viene pasando este principio de año 2016 refuerza mis convicciones.

Aunque muchas empresas como la tuya todavía no lo saben, cuando contratas el suministro eléctrico tienes básicamente dos opciones:

a) firmar un contrato con un precio fijo por cada kilovatio que consumas o

b) decidirte por trabajar con una compañía que te ofrezca trasladarte el precio de la electricidad que se obtiene hora por hora en el mercado donde todos la compran. Es lo que se conoce como el precio indexado.

 

El ahorro que puede ofrecer este tipo de contrato, poco conocido entre las Pymes todavía, es realmente importante. Para tener en cuenta.
La explicación: agua de los embalses, viento y sol son los ingredientes de este cíclico cóctel energético que da como resultado mucha energía limpia y barata en invierno, la mejor opción posible.

Aunque quien tenga un consumo estacional, con picos en verano, época en la que llueve poco (obvio) y en la que tiramos mucho de aire acondicionado y demanda hostelera, tal vez encuentre una ligera ventaja en contratar un precio fijo para todo el año. Tal vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *